Entorno natural
Valdegobía y su comarca
Cultura y Tradiciones
Los cartularios
La imaginería en las vidrieras de Valpuesta

Hasta hace poco, las dos grandes obras desconocidas de Valpuesta eran sus vidrieras y los Cartularios de Valpuesta , aunque sus habitantes y vecinos siempre han sabido que aquellos viejos pergaminos y los ventanales de colores de su iglesia tenían que ser muy importantes.
Las viejas vidrieras están sin datar aún, pues se están restaurando hoy día. Su restaurador nos deja entrever su fecha de nacimiento allá por el S. XIV y posteriores. Esta complicada labor la está llevando a cabo D. Carlos Muñoz de Pablos con sus hijos Alfonso y Pablo en su taller de Segovia, a donde se trasladaron para ser restauradas mientras se llevaban a cabo obras mayores en la torre neoclásica y para impedir que sufrieran más destrozos. Allí fueron arregladas y tratadas con mimo por manos expertas para que en un futuro puedan ser admiradas por los ojos de todos.
detalle vidriera

Estas vidrieras estaban colocadas de tal forma que les diera la luz de la mañana (al Este) y no han podido ser contempladas en todo su esplendor desde hace varios siglos. El retablo de la iglesia de Valpuesta, de estilo renacentista, las cubría en parte, y hasta su desmontaje no han podido ser contempladas en su totalidad. Las imágenes que se ven en esta página son inéditas y demuestran la calidad de su elaboración.

Hoy día miembros del Instituto de Cerámica y Vidrio, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (C.S.I.C.), dirigidos por el profesor D. José Luis Oteo Mazo , están trabajando con ellas. En breve nos darán a conocer datos muy relevantes en cuanto a su proceso de elaboración y los aportaremos a esta página.

La importancia de estas vidrieras es tal que sólo hay que compararlas con las ya conocidas de la Capilla del Condestable de la Catedral de Burgos o con las de la catedral de León. Este hecho nos da una idea de la importancia que tuvo en su época la colegiata de Valpuesta (804-1089).

Según el estilo gótico, la luz, sustancia celestial en forma pura, es el elemento arquitectónico principal. La luz atraviesa los ventanales y se transfigura ofreciéndonos unas secuencias teológicas narrándonos historias de la fe.


P
odemos contemplar escenas tales como la Adoración de los Reyes Magos, la Crucifixión, podemos ver ángeles, apóstoles, leones, ciudades, paisajes increíbles, hasta símbolos esotéricos bien escondidos, todas ellas conjugaban la luz de la fe con los conocimientos científicos del arte aplicados al servicio de la imaginación humana. Era el cine y la fotografía de aquella época.

 

 

 

 


D
urante años estas vidrieras han sufrido como otras el abandono y la degradación. No ha sido hasta ahora y gracias a la labor desempeñada por nuestras Asociaciones "Amigos de Valpuesta y Valdegobía", cuando han recuperado la importancia que se merecen. Por fin, ya restauradas gracias a la intervención de la Junta de Castilla y León (Consejería de Cultura y Turismo) cabe hacernos una pregunta, ¿qué pasará con ellas? A pesar de su restauración, seguirá su deterioro hasta que se canalicen las evacuaciones de las aguas de lluvia del conjunto arquitectónico y se eviten las humedades del interior de la iglesia de Valpuesta que estaban deteriorándolas. Y esta labor no está prevista ni a corto, ni a medio ni a largo plazo. Contemplándolas aquí, quizás alguien se sensibilice y pueda ayudar de alguna forma. Mientras disfrutad la riqueza del medievo con la tecnología del siglo XXI.