Entorno natural
Patrimonio Artístico
Valdegobía y su comarca
Los cartularios
La procesión de la Virgen
Retablo dedicado a la Virgen
Sta. Maria de Valpuesta
Aunque en el centro del retablo de la iglesia de Valpuesta sobresale una imagen de la Asunción de la Virgen y la fiesta patronal del lugar se celebra el 15 de agosto, la titulación del templo responde a la advocación de "Santa María" . A esa simple denominación de caracter medieval se refieren las más antiguas actas del cartulario y los documentos eclesiásticos posteriores relacionados con la parroquia. Bajo ese título se hacían también las memorables concentraciones de fieles que acudían a la misma.
La actual imagen de la Virgen de Valpuesta no es una talla porque se hizo para ser vestida, muy al gusto del siglo XVII. Sustituyó a otra románica y gótica que por lógica debió existir dada la presencia de tallas de esos estilos en una zona donde esa iglesia era la de mayor importancia. Los más ancianos del lugar recuerdan aún la talla de piedra de la Virgen que presidió el pórtico y que sobre 1940 fue vendida para sufragar las goteras del tejado. Hoy día una talla similar sustituye a la anterior.
Procesión en Valpuesta
Resulta evidente la difusión del fenómeno religioso en tiempos de la repoblación en la comarca de Valdegobía y sus alrededores. La repetida práctica de las presuras, o tomas de tierras abandonadas, estuvo acompañada de una acusada propagación de asentamientos religiosos. Las iglesias y monasterios se multiplicaron por todo el norte de la provincia de Burgos y oeste de Álava. Pero esa extendida religiosidad no es nueva ni propia sólo de los tiempos del avance de la Reconquista. Ya era manifiesta antes de ese período de los siglos IX-XII.
El nombre mariano más antiguo conocido en la zona y comarcas vecinas, entre los siglos IX al XII, según relato de Ruíz de Loízaga, basado en documentos de Valpuesta, San Millán de la Cogolla y otros, es el del Santuario de Santa María de Valpuesta (año 804).
Representación de la Virgen de Valpuesta
Fue el de mayor renombre de la parte oriental del reino asturiano al que estuvo unido un monasterio donde se transcribió su famoso cartulario, un obispado, una colegiata y una extensa diócesis. Se relacionaron con el mismo, los condes de Lantarón, de Castilla y del Señorío de Vizcaya, y en su emplazamiento, Fernán González juzgó y resolvió en 995 los pleitos que tenían entre sí Barrio, Berbeia y San Zadornil, localidades a las que concedió fueros especiales.
Hoy en día, debido a la despoblación rural, ya no se dan las grandes concentraciones de gentes que años atrás acudían en romería a la parroquia de Valpuesta el tercer domingo de Pascua. Sin embargo, siguen siendo muchos los fieles devotos que lo hacen desde Villanueva de Valdegobía, Nograro, Quejo, San Zadornil, San Millán, Villafría, Arroyo, Basabe, Pinedo y Mioma portando cruces con el nombre de sus localidades.
Cruces de los pueblos