Entorno natural
Valdegobía y su comarca
Cultura y Tradiciones
Los cartularios
El retablo
El retablo mayor de la iglesia de Valpuesta presenta una gran calidad artística. Destacan doce importantes tallas que representan a los doce Apóstoles.
Son figuras muy expresivas en los rostros y en las manos así como en los vestidos que nos hablan de un artista de primera fila del primer tercio del siglo XVI, de estilo
renacentista y con influencia flamenca.
Todo apunta en este retablo a un gran artista francés que trabajo en España: Felipe de Bigarny (1480-1542). Nacido en Langres (Francia), se establece en Burgos hacia 1500. Ejerció como escultor y arquitecto, y es considerado como una de las figuras más importantes que introducen el Renacimiento en España.
San Pablo
Santo Tomás

Trabajó en el retablo de la catedral de Toledo (1502-1504), en la Universidad de Salamanca (1503-1505), en la catedral de Palencia (1505-1509), en la Universidad de Alcalá, en la Capilla Real de lacatedral de Granada ( 1521)...

Vuelto a Burgos, realiza el retablo de la famosa Capilla del Condestable de la catedral, en colaboración con Diego de Siloe. Sus últimos años se desarrollan en Toledo junto a otro genial escultor, Alonso de Berruguete; allí morirá.

San Pedro
San Felipe
Doce imágenes de los Apóstoles adornan los lados de este retablo renacentista, cuyo centro contemplan desde sus respectivas ornacinas. Tallas, decorado y retablo en general son apreciados como trabajos de excelente ejecución. Cadiñanos califica este retablo de "una de las joyas artísticas de la provincia y del arte español".
Santiago El Mayor
San Andrés
San Simón San Judas Tadeo
El retablo del altar mayor fue encargado por el arcediano Pedro Xuarez de Figueroa, hijo del primer duque de Frías, por la cantidad de 400.000 maravedíes, recoge Cardiñanos Bardeci. Para la ejecución del mismo se contrató al famoso escultor renacentista español de origen borgoñón Felipe Bigarny, establecido en Burgos desde 1498, autor de excelentes obras en las catedrales de Toledo y Palencia, en la capilla real de la Granada, del sepulcro del obispo Pedro Manso en el monasterio de Oña y sobre todo de la girola de la catedral de Burgos y varias figuras de su capilla del Condestable.
San Bartolomé
San Matías
Santiago El Menor
San Juan
La Virgen Maria
Especial mención dentro del retablo de Valpuesta merece su parte baja o predela, compuesta por una docena de pequeños relieves tallados y pintados de tal modo que parecen marfiles. Sin duda su autor copió las escenas de diversos grabados de la época, especialmente de Cornelio Cort, grabador flamenco afincado en Italia. Esta influencia italiana justifica que el tratamiento de estos pequeños relieves sea mas blando que en las tallas de los doce Apóstoles.
El relieve de la predela, o banco del retablo, en el que se describe la vida de la Virgen, desde sus desposorios hasta la Asunción, es lo más meritorio, en opinión de algunos que lo atribuyen a la gubia de Juan Pardo, hijo natural de Bigarny. En la parte central, sobre el sagrario, preside el altar una talla barroca de la Asunción, que como patrona del lugar sustituyó presumiblemente a otra románica, y como remate el Calvario con las imágenes de San Juan y la Virgen. Las últimas investigaciones indican que la talla de la Virgen que se encuentra en el claustro es la que en un principio presidió el retablo mayor.
La adoración de los Reyes Magos
La huida a Egipto
La adoración de los pastores
El niño entre los doctores
La circuncisión
El nacimiento de la Virgen

En conclusión, el retablo de Valpuesta, de gran calidad artística en el Renacimiento español, pudo ser iniciado por Felipe de Bigarny y terminado, especialmente en su parte baja, por uno de sus discípulos, Juan de Goyaz. Consta también que fue repintado en los años 1801-1803.

Ver otro estudio sobre el retablo.